Sherpas Online

Blog - julio 3, 2020

Crea una red de hábitos saludables entendiendo el ciclo que hay dentro de los hábitos

¿Sabes de alguien al que le pueda ayudar? Comparte:
Crea-una-red-de-hábitos-saludables-entendiendo-el-ciclo-que-hay-dentro-de-los-hábitos

A la hora de crear hábitos perdurables es fundamental crear nuestra propia red de hábitos.

Cuando hablamos de esto hablamos de un grupo de hábitos que actuarán como un conjunto.

Vamos eligiendo e incorporando distintos hábitos para determinadas situaciones pero posteriormente estos se terminan juntando y forman un conjunto de hábitos, un equipo.

Esta red de hábitos nos define en cómo nos manejamos ante las diferentes circunstancias. Ella actúa de manera permanente y discreta por lo que en la mayoría de las oportunidades los hábitos salen solos.

Una característica muy importante de nuestra red de hábitos es que se tienden a acumular, es decir a incorporar permanentemente hábitos, por lo que la red gana en amplitud.

Es importante destacar que nuestra red de hábitos se compone por hábitos elegidos y buscados por nosotros, por lo que tenemos que tener mucho cuidado con las atracciones y las modas. Debemos tener cuidado a la hora de elegir qué hábitos incorporar y estar seguros de que nosotros seamos los beneficiados, identificar cual es el área que deseamos mejorar, cuál es el objetivo.

Entendiendo el ciclo en los hábitos:

Gran parte de las cosas que hacemos durante el día las hacemos utilizando nuestro inconsciente, orientadas por nuestra red de hábitos.

Cada vez que creamos un hábito pasamos por un ciclo, compuesto por tres etapas: estimulación, retribución y reiteración.

La estimulación la realizamos en estado consciente, es cuando algo nos recuerda que debemos hacer algo para incorporar un hábito, como por ejemplo un recordatorio en nuestro móvil.

La retribución o recompensa es la ganancia que obtenemos gracias a la incorporación del hábito, es el motivo que nos llevó a incorporarlo, por ejemplo ya no tengo tanta acidez debido a que ya no consumo tanto alcohol ni fritos.

La reiteración o repetición se produce debido a lo conseguido con las dos fases anteriores. Esta comienza a actuar a nivel de nuestro inconsciente, como por ejemplo sacar la basura todos los días por la noche.

¿Cuánto tengo que reiterar una acción para que esta se convierta en un hábito? Todo es relativo a cada hábito, algunos los podemos lograr en poco tiempo y otros en muchísimo.

A continuación veremos ejemplos de ciclos de un buen hábito y uno malo:

Deseas comenzar a llevar una vida más saludable y decides empezar una buena alimentación. Estableces tres estimuladores o activadores, una alarma en tu móvil para recordar la hora en la cual debes hacer las compras en el supermercado que además especifica la cantidad de frutas y verduras que debes comprar; realizas un cartel con una frase motivacional o la foto de un deportista o referente que te inspire; y descargas una aplicación específica para cambio de hábitos, estas te ayudarán a tener un registro y mantener una frecuencia.

Con el paso de los días comenzamos a ver los resultados, esto es la recompensa o la retribución. Notas en ti un mejor estado de ánimo, que pierdes kilos y te sientes en una mejor forma física. Debido a completar estas dos primeras etapas es que llegamos a la etapa de repetición, al obtener nuestro premio repetimos y repetimos este hábito. Es aquí que se completa el ciclo, activador, recompensa y repetición.

Esto es un ejemplo de un buen hábito, ahora veamos uno malo. Te encuentras en tu trabajo realizando tus tareas como en cada jornada, llega el momento del descanso y tu compañero de oficina, también como cada día, te invita a fumar un cigarrillo, estamos viendo la presencia del activador o estimulador. Lo aceptas y salen a fumar. Te sientes bien, liberas las tensiones que genera la responsabilidad de tu trabajo y te liberas del estrés. ¿Qué es esto? La recompensa, la retribución. Al quemar estas dos primeras etapas es que lo repites y cierras el ciclo, en este caso de un mal hábito: activador, recompensa y repetición.

¿Ya sabes cuales son tus hábitos buenos y no tan buenos?

Déjame en los comentarios si logras ver en tu día a día las etapas del ciclo en los hábitos (activador, recompensa y repetición) y si esta entrada te ha ayudado a ver los ciclos malos y a incorporar los buenos 🙂

¡Un saludo!

¿Sabes de alguien al que le pueda ayudar? Comparte: