Sherpas Online

Blog - julio 3, 2020

Transforma tu vida como consecuencia de la incorporación de hábitos positivos

¿Sabes de alguien al que le pueda ayudar? Comparte:
Transforma-tu-vida-como-consecuencia-de-la-incorporación-de-hábitos-positivos

Para lograr un cambio necesitamos de los hábitos, hablamos de eliminar algunos, modificarlos, e incorporar otros.

El verdadero cambio que buscamos llega cuando ponemos especial atención en nuestros hábitos.

Este cambio debe cumplir algunos requisitos como por ejemplo, que nos permita adaptarnos a distintas situaciones y condiciones.

Cuando tenemos algún problema de salud sabemos que debemos cambiar nuestros hábitos para lograr una mejor calidad de vida. Por ejemplo, en un control de rutina tu médico de cabecera te informa que las cosas no van tan bien, los niveles de colesterol no son los deseados y tu presión anda por las nubes. Por estas razones sabes que debes hacer un cambio drástico en tu alimentación, además de comenzar a realizar algún tipo de actividad física.

Si en nuestro empleo obtenemos un ascenso y pasamos a obtener más tareas y responsabilidades sabemos que debemos pasar a tener otros hábitos de trabajo para lograr ser más eficaces. Es decir, debes organizar mejor tus tiempos ya que las tareas aumentarán y tienes que cumplir con esa confianza que te depositaron, y a no olvidar, que también tienes una vida fuera del trabajo. Tienes que dedicarle tiempo a tu familia, a las tareas recreativas y a otras actividades que realizas, para poder abarcar todo esto es necesario que realices una adaptación.

Algo a destacar, es importante obtener nuevos hábitos para poder reforzar puntos en los que somos débiles pero también es muy importante incorporar y modificar algunos hábitos para potenciar los puntos buenos que ya tenemos.

A partir de repetir esos hábitos los efectos positivos irán incrementando. No nos debe interesar sólo cambiar ahora, sino apuntando al futuro. Cada cambio de hábito positivo que incorporamos nos ayudará a afrontar un siguiente cambio. De esta manera los efectos se irán multiplicando y pasado el tiempo veremos un giro muy importante y positivo.

A medida que vamos incorporando o modificando hábitos, vamos perdiendo el miedo a cambiar, ya no nos importa ni siquiera las sugerencias del entorno. Vemos los efectos positivos que generan los cambios en nosotros y se produce como una cadena, cada eslabón es la consecuencia del anterior y los efectos se van multiplicando, generando un vuelco positivo en nuestras vidas.

Recuerda que para que haya un cambio permanente debes ser constante, para ello debes programarte bien y usar herramientas que te permitan recordar día a día que debes repetir esa acción positiva hasta que sea un hábito y puedas ver un cambio sólido que permanecerá con el tiempo.

Hay estudios y creencias populares que dicen que cuando realizas una tarea durante 21 días ya se convierte en un hábito, así que tenlo presente, saltar un día conlleva a la perdida de esa constancia por lo que deberás empezar de nuevo para generar ese cambio positivo.

Un consejo que te puedo dar es que las pequeñas cosas nos llevan al cambio.

Segmenta el camino en pequeños retos sencillos, esto es un proceso, no intentes llegar a la meta antes de dar el primer paso. Sueña en grande pero plantea hitos más sencillos y fáciles de realizar para no llegar al colapso.

Para lograr con éxito el cambio de hábito, éste debe estar incorporado a tí. Al proponerte desafíos más pequeños serán más sencillos de adoptar.

Además notarás el avance, verás como estás progresando en cada mini meta cumplida. Estas acciones te ayudarán mucho a comenzar de manera inteligente y productiva.

Verás que luego de un tiempo ese ciclo de repetición se incorporará y acabarás asentando el hábito.

¡Gracias por leer la entrada!

¿Cómo van esos hábitos positivos?

Ahora es tu turno, escribe en los comentarios si ves importante modificar los hábitos para ver un cambio positivo en nuestras vidas.

¡Hasta la próxima!

Un saludo 🙂

¿Sabes de alguien al que le pueda ayudar? Comparte: